............

............

sábado, 2 de mayo de 2009

¿Idénticos o complementarios?

Son muchos los que sueñan con su “media naranja”. Esa compañía ideal para formar una pareja estable y feliz. A veces algunos la encuentran… hasta que descubren que no es exactamente “su” media naranja. Otros no encuentran nunca sino medias sandías o medios cocos (incluso cocos enteros, a veces).
También son muchos los que tienen claro el perfil de esa hipotética “media naranja”. Si les preguntas, te dan de inmediato una larga serie de características que van desde el color de los ojos, a los gustos culinarios.
Ahora bien, para que pueda formarse una pareja equilibrada y duradera, y que ambos estén satisfechos con la convivencia, ¿qué es más importante? ¿que sean lo más parecidos posible en personalidad, gustos, ideales, expectativas, etc.? ¿o que sean complementarios, aunque muy distintos entre sí?

14 comentarios:

  1. Pues no lo se, esa es la pregunta del millón. Yo no creo para nada en lo de la media naranja, prefiero ser una naranja entera y si tengo la suerte de encontrar otra naraja, entera tambien, y rodamos juntas hacia el mismo sitio, pos genial. A veces las fórmulas mas extrañas funcionan. Me parece q nadie, en realidad, tiene la receta para q una relación sea buena.

    ResponderEliminar
  2. Mini punto para Sara! Lo más evidente puede no funcionar, y al revés.
    Aunque como en casi todo, un equilibrio entre similitud y complementariedad (he acertado?) debería ser ideal...

    ResponderEliminar
  3. Yo le doy el punto entero. Estoy de acuerdo en lo que dice.

    ResponderEliminar
  4. Ostras! Q buena soy!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Es que lo has bordao guapa!! Yo quiero rodar haciendo piruetas, equilibrios, volteretas, dándome revolcones y lo que haga falta con una naranja entera!!!.

    No creo que se trate de similitud o complementariedad, se trata de (además del amorrrrrrr)respeto por el otro y por uno mismo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Aunque lo del revolcón va a ser dificil, no? de donde pillo yo a la naranjita con tanta redondez!!!!

    Bueno ya improvisare...

    ResponderEliminar
  7. Pues no estoy de acuerdo; ¿qué hay de malo en que una narajita, redondita, jugosita y repleta de vitamina C, se encuentre con su coco perfecto... todo duro por fuera, pero acuoso por dentro, y lleno de ácidos grasos saturados? ¿y qué si una sandía y un melón se tropiezan por la vida, y deciden que son el complemento ideal?

    En cuanto a lo del revolcón, que propone Abril, a mi se me ocurren muchas ideas, que mejor no expondré aquí, para coger una naranja y ser su "Don Simón" particular. Porque en realidad, ¿qué encaja mejor, dos naranjas o una naranja y un exprimidor? ¿Qué aportan dos naranjas solas? Es necesario un exprimidor para poder sacar algo nuevo y distinto.

    Yo me inclino por dejarse de naranjas, medias ni enteras, y prefiero la macedonia. No se pueden reducir las personas a una única fruta (aunque algunos sí que son auténticos melones), y todos ofrecemos una diversidad y variedad, que al mezclarse en una relación de pareja, resulta en algo nuevo. Si mezclas una naranja y un plátano, tienes un nuevo sabor, si mezclas dos mitades, aunque sean de distintas naranjas, no tienes más que un único sabor y unas mismas propiedades.

    Eso lleva al aburrimiento, y el aburrimiento lleva a buscar una papaya con la que pasar el rato... en fin, creo que ya me he explicado suficientemente, y lo dejo aquí, porque me estaba acelerando y no quiero acabar hablando de orgías frutales.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Oye, Manu, q hablamos de naranjas porq es la fruta elegida para símil por el señor autor del post. Lo mismo daría chirimoyas q higos chumbos: se trata de ser un ente completo y no esperar q nadie tenga q ser tu mitad para lograr la pleniud.
    Por otro lado, cierto, muy proclive a la orgía frutal te veo.

    ResponderEliminar
  9. Joer Sara los higos chumbos no, que esos pinchan!!!!! Una recomendación: tu ni caso al fiestero de la macedonia.

    ResponderEliminar
  10. Yo no tengo claro el perfíl ideal de la hipotética media naranja, pero si que tengo claro que no me gustan para eso ni los cocos, ni los higos chumbos, ni los melones. ¡ Ah ! y tampoco quiero ser papaya.


    No sé a vosotros, pero a mí leyendo a Manu, casi me ha entrado hasta calor, y eso que hace un día fresquito ;) Manu, por Dios, que ese texto parece un guión para un corto porno. ¡ jajajaja ! Vaya festival frutal que has montado en un momento, y hasta con exprimidor pa que no falte de ná.

    Creo que no hay fórmulas mágicas, porque a veces hasta funciona bien algo tan poco romántico como las parejas que se unen por interés, y no me refiero sólo al económico

    ResponderEliminar
  11. Eso debe ser porque tenéis la mirada sucia ;P

    ResponderEliminar
  12. donde esté un buen plátano... ejem... o dos...

    ResponderEliminar
  13. jajjajajaja, pues yo me sigo quedando con la macedonia!!! :)

    ResponderEliminar

Puedes usar este ventanuco para escribir tu comentario