............

............

viernes, 30 de octubre de 2009

Enseñanza obligatoria

El Gobierno podría establecer la enseñanza obligatoria hasta los dieciocho años, en lugar de los dieciséis actuales.
A primera vista parece una buena idea: que todos los españoles alcancen un nivel básico más alto que en la actualidad. Pero por otra parte hay que fijarse en los resultados actuales: una alta tasa de abandono escolar, conflictividad en las aulas, estudiantes desmotivados que impiden el normal desarrollo de las clases.
¿Bastaría con obligar a todos a permanecer en las aulas hasta los 18 años para que la educación mejorase? ¿O sólo serviría para hacer desaparecer a decenas de miles de chicos de las estadísticas de desempleo? ¿Es buena idea que chicos casi adultos vayan a clase “obligados”?

jueves, 29 de octubre de 2009

Metástasis de chorizo

La Muela, Pozuelo, Valencia, El Ejido, Palma de Mallorca, Cataluña…
No se trata de un circuito turístico, sino de algunos de los lugares que han saltado a los medios de comunicación como consecuencia de la corrupción.
Contratos falsos, empresas fantasmas, concejales de urbanismo, adjudicaciones, informes inexistentes, cargos de confianza, maletines, pelotazos, chanchullos.
No se trata de una novela policiaca. Es la España real. La España de Rinconete y Cortadillo. El país de las maravillas, donde cualquier “listo” hace su agosto todos los meses.
Y los ciudadanos aguantando. Cabreados, pero aguantando. Después de todo, hay mucho que agradecer a los gobiernos y ayuntamientos. Nos hacen fiestas, nos hacen polideportivos, nos hacen carriles-bici, nos dan subvenciones.
Apretamos los dientes… y aguantamos.
¿Será por resignación? ¿será por cobardía? ¿será por impotencia?
¿O será porque en el fondo todos somos algo chorizos?
¿Será que la única diferencia entre un corrupto y un ciudadano que no lo es, consiste e que a este último no se le ha presentado la ocasión?
¡No, por favor! ¡Cómo va a ser eso!
¿En este asunto hay inocentes? ¿O sólo distintos grados de responsabilidad?
.

miércoles, 28 de octubre de 2009

martes, 27 de octubre de 2009

Mariano Rajoy

Algunos me dicen a veces que escribo mucho sobre el gobierno y muy poco sobre la oposición. Es cierto. Siempre me interesa mucho más lo que hacen o dejan de hacer los gobiernos, por la sencilla razón que sus decisiones tienen una repercusión inmediata sobre mí y sobre mi gente. Por emplear una metáfora simple: la oposición ladra pero no muerde, mientras que los gobiernos nos pegan unos bocados de aupa.

Sin embargo, el principal partido de la oposición merece también un comentario. Su actual presidente me parece un tipo honrado y cabal, poco amigo de los líos, y bastante veraz para lo que se lleva entre los polìticos. Pero también me parece que no da la talla para llevar el timón de un partido que aspira a gobernar. Ya el haber sido designado por Aznar le confirió una dudosa legitimidad. Después del último Congreso, y sobre todo tras los resultados de las elecciones vascas, gallegas y europeas, los aullidos de sus adversarios dentro del PP bajaron considerablemente de tono. Pero no han enmudecido.
Gallardón espera prudentemente su momento, Aguirre hace valer su fuerza en Madrid, Rato mira los toros desde la barrera, y el propio Aznar no le hace ascos a los cantos de sirena de muchos militantes. A mí me parecen buitres, que vuelan en círculos esperando el momento apropiado para lanzarse a devorar la carroña del líder.
Y es que el bueno de Mariano Rajoy no parece a la altura. Es inconcebible que las encuestas sólo le den una ventaja de tres o cuatro puntos sobre este PSOE. Si a todo lo que puede aspirar Rajoy –cuando el gobierno se tambalea sin rumbo definido, y cuando el país bordea peligrosamente el abismo de la ruina- es a obtener tres puntos de ventaja ¿qué ocurrirá en 2012, cuando probablemente empecemos a vislumbrar una lenta mejoría de la crisis económica?
Valencia huele a podrido y Madrid parece el callejón trasero de una discoteca, sin que Rajoy parezca capaz de poner orden en semejante lío. ¿No serán capaces en el PP de sustituir a Rajoy por un presidente capacitado? ¿O tendrán que hacer como hizo el PSOE en 2000, cuando al ser imposible nombrar a un secretario general con peso específico, terminaron eligiendo a alguien de poca talla, y tan desconocido e inexperto que ninguno de los barones tenía nada en su contra?
¿Quién será el mediocre desconocido del PP?
¿Tenemos los políticos que nos merecemos?

lunes, 26 de octubre de 2009

El salario universal

Durante las fiestas del Pilar he recibido la visita de un familiar muy querido, que vive lejos. Como a ninguno de los dos nos atraen mucho el ruido y las grandes aglomeraciones, hemos esquivado el bullicio festivo todo lo posible, y a cambio hemos tenido ocasión de charlar largamente sobre muchas cosas.
Entre ellas surgió una idea que mi invitado defendía, y que someto aquí a la opinión del que quiera darla: “En España todas las personas tendrían que tener garantizado por el Estado unos ingresos mensuales dignos”.
Al hacerle notar que la palabra “digno” resulta muy ambigua, mi invitado aclaró que no se refería a un subsidio de 400 o 500 euros, cantidad con la que no se puede ni pagar el alquiler de una vivienda, sino algo substancialmente superior, que permita llevar una vida “digna”. Tampoco estaba pensando en la prestación por desempleo, ni en pensiones por discapacidad, sino en algo extensible a toda la población, que debería recibir ese salario del Estado, independientemente de las razones por las que no tuviera ingresos propios. En su opinión, debería tratarse de algo a lo que todo ciudadano debería tener derecho, por el hecho de haber nacido en un país desarrollado.
¿Una idea interesante? ¿O no tanto?

viernes, 23 de octubre de 2009

Vade retro, machista

Terminó el debate sobre la Ley de Presupuestos, y tal como estaba previsto, el gobierno consiguió el rechazo de todas las enmiendas a la totalidad, gracias al apoyo mercenario de PNV y CC.
Sobre el aluvión de opiniones sobre si estos presupuestos son los que se necesitan en la actual situación, o si serán letales –como anunció Rajoy-, ha asomado otra polémica secundaria: ¿la intervención de Rajoy frente a Elena Salgado fue machista?
Algunos dirigentes del PSOE, ciertos analistas políticos, y el inefable Gaspar Llamazares han alentado la acusación de machismo contra Rajoy, basándose en que su en intervención se dirigió contra el presidente, ignorando casi a la ministra de Economía.
Es posible que estos presupuestos no sean los más indicados para sacar a España del atolladero. Es posible que Elena Salgado se vea obligada –como antes le ocurrió a Solbes- a someterse a las ocurrencias y a la ignorancia en temas económicos del presidente. Pero a mí me resulta casi balsámico escuchar a un miembro de este gobierno que no recurre al engaño, a la trampa, y al malabarismo de las palabras para enmarañar la realidad. Desde hace meses, es la única componente del gobierno que reconoce que la crisis está aún lejos de desaparecer.
Ni Mariano Rajoy es un machista por desdeñar a la ministra, ni Elena Salgado es una mentirosa por formar parte de este gobierno. Se confirma que no todos los de derechas son machistas, ni todos los de izquierdas unos tramposos intelectuales. Se confirma también lo fácil que es distraer la atención de la gente de lo importante –los presupuestos- y hacer que nos ocupemos de las tonterías –el supuesto machismo de Rajoy.

jueves, 22 de octubre de 2009

Emblemático

Escuchaba la radio, y el locutor dijo aquello de “los asistentes al congreso han podido visitar los lugares más emblemáticos de la ciudad”.

Es curioso como los medios de comunicación y los actores políticos contaminan el uso que la gente hace del lenguaje. Desde hace ya unos años casi todo es emblemático. Prácticamente nadie emplea palabras como característico, significativo, relevante, tradicional, histórico, importante, valioso, conocido, turístico, etc. Nos hemos aprendido lo de emblemático… y ya está.
No tengo nada en contra del uso de emblemático, pero si contra el abuso, por lo que supone de empobrecimiento del lenguaje, al relegar otras muchas palabras al rincón de los trastos viejos.
Es interesante observar la evolución del lenguaje de acuerdo con las modas, y las influencias ideológicas.
¿Alguien quiere señalar otras palabras de moda?

miércoles, 21 de octubre de 2009

Cuentos de piratas

El juez ha puesto en libertad a uno de los dos piratas del Índico apresados por la Marina durante el secuestro del pesquero Alakrana. La razón consiste en que el individuo podría ser menor de 18 años. En un primer examen médico se dijo que tenía 19; pero después se solicitó otro en el que resulta que sólo aseguran que ha cumplido los 17. El pirata dice que es menor, y el juez se cree el cuento, naturalmente.

Ahora pasará a disposición del fiscal de menores, ya ha sido enviado a un centro de “protección de menores. Es decir: está en libertad, y se le considera un menor inmigrante, sin recursos y desprotegido. ¡Pobre angelito!
Un sujeto que en su país hace años que es considerado adulto, y que como adulto participa en graves delitos contra españoles, al llegar a España se convierte en un niño candoroso al que hay que ayudar, proteger, comprarle juguetes y contarle un cuento cada noche –de piratas, naturalmente.
Yo ya sé que todas estas mamarrachadas ocurren porque así lo prevén las leyes. Yo ya sé que las leyes las elaboran en las Cortes los representantes de los ciudadanos. Pero también me parece que si los ciudadanos no encorren a gorrazos a esos representantes que redactan leyes de cuento… será porque los ciudadanos somos los primeros mamarrachos.

martes, 20 de octubre de 2009

Menos burbujas

Cada año, a mediados de noviembre, las emisoras de televisión dan el pistoletazo de salida en la gran carrera del consumo navideño: el anuncio del cava Freixenet. Desde hace 30 años, cada campaña navideña viene acompañada de un nuevo y espectacular anuncio, en el que siempre participan primeras figuras.

Ahora acaban de anunciar que este año no habrá anuncio nuevo, sino que repetirán el del año pasado. Gravísima noticia que nos delata la terrible gravedad de la crisis: si Freixenet renuncia a hacer su anuncio es señal inequívoca de que la crisis va muy en serio. Tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, ahora le toca a la burbuja por excelencia: la del cava.
¿Qué otras desgracias nos prepara la crisis? Me temo lo peor. Puede que nos aconsejen sustituir el pavo de Nochebuena por una codorniz. Quizá haya que cambiar el turrón por simples gominolas. Incluso es posible que Papá Noel termine en una fila del INEM, o que los Reyes Magos se vean reducidos a dos, para abaratar costes.
Pero no. Esto último no puede ocurrir. Los niños son sagrados. Yo sólo me creeré lo de la crisis el día que las familias españolas recorten el gasto en juguetes navideños.
Y de momento… me parece que Freixenet ha encontrado una idea genial para hacerse una publicidad extraordinaria sin gastarse un euro. Esperemos que el cava no sea también del año pasado.

lunes, 19 de octubre de 2009

Viva la fiesta

Han terminado las fiestas del Pilar. Nueve días de actos diversos que han tenido gran participación ciudadana. Los zaragozanos han compatibilizado sus obligaciones laborales con el disfrute de las fiestas, y los escolares han tenido más ocasión de hacerlo que nadie, ya que de esos nueve días, sólo dos han sido lectivos. Pero al parecer siete días de jolgorio eran insuficientes, y las aulas han permanecido semivacías también los dos días en que había clase.
Sería interesante saber si ese absentismo masivo se ha debido a que los chicos se han saltado las clases por su cuenta, o si ha ocurrido con el consentimiento de los padres. Me dicen algunos profesores que han sido muchos los alumnos que sí han aparecido por los colegios, pero que una vez allí, en vez de entrar en las clases se han agrupado y se han ido.
¿Sería mejor dejar toda la semana de fiesta escolar? ¿Es bueno que los alumnos se acostumbren a que no hace falta respetar los horarios de clase? ¿Se controlan suficientemente las ausencias? ¿Se exige a los padres alguna responsabilidad si sus hijos no asisten a clase? ¿Basta para justificar las ausencias la nota de un padre diciendo que el niño se ha quedado dormido?

viernes, 16 de octubre de 2009

Josep Antoni Durán i Lleida

Es conocida mi posición respecto a los nacionalismos. Creo que son corrientes político-sociales anacrónicas; vestigios del siglo XiX; con un fuerte componente cuasi-religioso; que crecen al amparo de un victimismo desvergonzado; que se practican necesariamente contra alguien, movilizando los resortes más emocionales y menos racionales de los ciudadanos.

Ayer me encontré con que estaban entrevistando en RNE a Durán i Lleida, portavoz de CiU en el Congreso. Como siempre que se trata de una entrevista a un político me dispuse a escuchar con atención, para detectar argumentos viciados, falsedades, salidas por la tangente, descalificaciones del adversario, cortinas de humo, obviedades y palabras huecas.
Y como siempre que se trata de Durán i Lleida me fui con las manos vacías. Este avezado político constituye, probablemente, el único ejemplar en activo de lo que debería ser un representante público. El tono siempre sosegado; las afirmaciones siempre fundamentadas; las referencias a los adversarios siempre desde el absoluto respeto; los razonamientos siempre expresados con precisión lingüística; la coherencia siempre presente. Ni una sola tontería.
Uno puede coincidir o no con su ideario político. Pero inlcuso yo –que soy contrario a todos los nacionalismos- no tengo nada que objetar a unos planteamientos serios, rigurosos, y serenos. Toda una lección de democracia. Este hombre que nunca ha sido ministro debería crear una escuela superior para altos cargos. Escuela por la que deberían pasar obligatoriamente todos los miembros de todos los partidos políticos.
Resumió muy bien el estado de la clase política: “Es España hay muchos hombres de partido, pero muy pocos estadistas”.

jueves, 15 de octubre de 2009

La ventana pintada

Érase una vez una escuela de Boston, en septiembre de 2007. Los niños cantaban y jugaban en clase, felices y despreocupados como todos los niños. La profesora miró por la ventana y vio que se acercaba una tormenta de muy mal aspecto. Hizo callar a los niños y les dijo:
– Se acerca una tormenta muy fuerte. Tenemos que comprar cubos y una bomba de achique. Así que mientras dure suprimiremos el chocolate de la merienda.
Lo mismo sucedió en Burdeos. Y en Liverpool, y en Frankfurt, y en Osaka, y en Shangai. En todas partes los profesores tomaron medidas para protegerse de la tormenta que se acercaba.
Sólo en Burgos, los niños continuaron como siempre, mientras la maestra les decía sonriendo: “No os preocupéis. Aquí no llegará nunca una tormenta”.
Al año siguiente, en 2008, la tormenta seguía aún más fuerte, Los maestros de todo el mundo continuaron haciendo que los niños recogieran agua en vez de jugar. Pero en Burgos los niños siguieron jugando y comiendo chocolate. Cuando se asustaban por el ruido de los truenos, la maestra les decía: “No os preocupéis, está muy lejos de aquí, y ya está pasando”.
Al comenzar el curso de 2009, los maestros se asomaron a la ventana, y vieron que el cielo estaba menos negro y la lluvia caía con menos fuerza. Se lo dijeron a los niños:
– La tormenta está amainando. Dentro de unas semanas volveremos a repartir chocolate, aunque sólo media ración.
En Burgos, el viento había arrancado los columpios del patio del colegio, y el barro obstruía las puertas. Pero la maestra miraba la ventana y sonreía. Los niños miraban la ventana y jugaban esperando la hora del chocolate.
Los maestros de Boston, y de Burdeos, y de Frankfurt, y de Shangai, y de Osaka se preguntaban por qué la de Burgos sonreía y no hacía nada. Y por qué los niños de Burgos sólo jugaban y comían chocolate como si no hubiera peligro.
La maestra de Burgos sonreía porque ella había sido más lista que nadie. En cuanto vio acercarse la tormenta en 2007, había bajado todas las persianas, y había pintado en las caras interiores un paisaje precioso, con árboles, flores, pajarillos, y un sol radiante en lo alto. Así los niños miraban a la ventana y sólo veían el dibujo de la maestra.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Democracia húnica

En el desfile de las FF.AA. el presidente ha tenido que escuchar otra vez los abucheos de parte del público asistente. Es la forma en que muchos manifiestan su creciente cabreo hacia un hombre que prometió de todo, y cuya credibilidad se va evaporando a medida que el tiempo nos devuelve del mundo de Alicia en el País de las Maravillas a la cruda realidad.
Sin embargo, esa no es la manera democrática de ejercer la soberanía popular. En una democracia sólida las cuestiones políticas no se solucionan a base de gritos, de insultos, de manifestaciones o de huelgas generales. En una democracia madura los ciudadanos se informan, escuchan opiniones diversas, sacan sus conclusiones, y emiten su voto responsablemente.
El grito, el insulto, o la pedrada son métodos salvajes, propios de la baja Edad Media. Los hunos nombraban reyes por aclamación, y los destituían con una daga bien afilada. El más bestia era el jefe, y el más sabio podía terminar con el cuello rebanado de un buen tajo. Si de algo han servido 2.000 años de civilización occidental ha sido para consolidar cosas como la representación política, la separación de poderes, el imperio de la ley, y el respeto de las formas democráticas.
Una democracia no existe porque un presidente se llene la boca de hablar de “democracia”, sino porque los ciudadanos y sus representantes actúan de manera democrática. Aquí muchos han alentado la vía húnica: los de la kale borroka; las manifestaciones contra la guerra de Irak; las huelgas generales; las pedradas contra sedes del PP tras el 11-M; la quema de retratos del rey; las manifestaciones contra la futura sentencia del TC sobre el Estatuto de Cataluña; y las pitadas y abucheos al presidente de ayer.
En una democracia madura los gritos pesan mucho menos que los votos. Pero mientras los votos se regalen alegremente en función de simpatías o antipatías irracionales, tendremos una democracia húnica. Los más bestias conseguirán sus objetivos, y los más prudentes serán apartados. Los ignorantes ocuparán el poder, y los sabios serán silenciados.

martes, 13 de octubre de 2009

De la Patria al Cielo

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica pide cambiar el “Todo por la Patria” de los cuarteles por “Todo por la Democracia”.


Me parece muy bien. Después de todo ¿qué es eso de “la Patria”? Algo sin sentido. Un concepto inútil que abarca la historia, la nación, la cultura y la sociedad. Reconozco que queda algo raro que una asociación que dice defender la memoria se oponga a un concepto tan relacionado con ella. Pero eso es lo de menos. Ya sabemos que por fin hemos llegado a una situación en la que las palabras no importan, los conceptos menos, y todo da igual.
Es mejor abolir la Patria, y obtener de la ONU un pasaporte de apátridas. Así no tendremos que asumir ninguna historia, ni ninguna cultura. Seremos como los pollos ¿a quién le importa dónde ha nacido el pollo que se come? ¿qué más da la cultura del pollo con tal de que esté bien asado?
En cambio, la democracia… ¡Eso sí que es fundamental! La democracia todo lo arregla. Convierte a los hombres en seres inteligentes, pacíficos, honrados e íntegros. Está a punto de llegar el día en que la democracia acabe con el hambre en el mundo; con los atascos en las carreteras, con los accidentes de trabajo, y hasta con el SIDA.
Habremos conseguido el máximo grado de evolución política: la democracia estará disuelta en el aire porque no hará falta ninguna nación, ninguna historia, ninguna sociedad, y ninguna patria para sustentarla.
Tantos siglos de evolución… para terminar en el lugar que ya nos prometía la Biblia: el Cielo. Es lo lógico cuando se entiende la política como una religión.

lunes, 12 de octubre de 2009

Felices fiestas

Hagamos caso al alcalde Belloch: olvidemos la crisis, y disfrutemos de las fiestas del Pilar.

Felices fiestas.

sábado, 10 de octubre de 2009

La frase

"A España le pasa como a las mujeres: tiene que trabajar el doble".
(Elena Salgado, ministra de Economía)

¡Ah!
Pues de momento... lo que España hace el doble es crear desempleo...
Habrá que dictar una orden de alejamiento contra el FMI ¡Por machista!

viernes, 9 de octubre de 2009

Autoridad y tuteo

Según una encuesta, el 70% de los españoles son partidarios de darles más autoridad a los profesores. El 65% creen que hay demasiados casos de indisciplina; y un 56% dicen que debería suprimirse el tuteo a los profesores. Por otra parte, el 53% piensa que la educación en España es buena o muy buena (?).
Es probable que tutear a los profesores contribuya a disipar la distancia que debería existir entre éstos y los alumnos, y que suponga una forma sutil de reducir la autoridad. Pero lo que más me ha llamado la atención de esos datos es que si un 70% pide más autoridad para los profesores, eso significa que hay un 30% que creen que no es necesario.

¡Un 30%! Casualmente, el mismo porcentaje que el de alumnos que abandonan los estudios al terminar la etapa obligatoria.

¿O no será por casualidad?

jueves, 8 de octubre de 2009

Afganistán


El presidente de EE.UU. se ha reunido con congresistas y senadores para analizar la situación actual y futura en Afganistán. Barak Obama tiene que decidir si continúa su batalla contra los talibanes –para ganar la guerra-, o si inicia una fase de repliegue –si lo primero resulta imposible-.


La invasión de Afganistán se produjo para encontrar a Osama Bin-Laden –cose que no se ha logrado-. Después se mantuvo la ocupación para instaurar en Afganistán un régimen democrático. Se han realizado elecciones, pero no se ha implantado la democracia; los talibanes ganan cada vez más terreno, las mujeres afganas siguen usando el burka, y aquello parece un avispero de mil demonios.

¿Qué debe hacer el mundo occidental respecto a Afganistán? ¿Echar el resto para tratar de triunfar donde los soviéticos fracasaron? ¿Mantener el astronómico coste económico y de vidas? ¿Debe mantenerse allí para evitar el triunfo talibán, y un previsible ataque posterior a Pakistán? ¿Se debe plantar allí la batalla contra el integrismo y la sinrazón fanática? ¿O bien debe inhibirse y dejar que los afganos solucionen sus problemas? ¿Es mejor cerrar los ojos ahora y ya se verá qué pasa después?
¿Y qué debería hacer España? En primer lugar ¿tenemos clara o no nuestra pertenencia al mundo occidental? ¿Nos mantenemos junto a EE.UU. la OTAN y la UE o actuamos por nuestra cuenta? ¿Estamos dispuestos a soportar un goteo de soldados españoles muertos? ¿O bien preferimos mantener un ejército sólo para labores humanitarias? ¿Nos importa un pimiento lo que pasa allí, o pensamos que puede llegar a afectarnos en un futuro más o menos lejano? ¿Le hacemos un desplante a Obama y nos largamos? ¿Es posible estar en el G-20, pero desentenderse de este asunto? ¿Nos importa la geopolítica mundial o nos basta con la mezquina guerrita de cada día entre el PP y el PSOE?

miércoles, 7 de octubre de 2009

La leona


Una leona anda suelta por algún lugar entre Tarragona, Teruel y Castellón. al parecer la están buscando los bomberos, los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil. Ignoro si próximamente se sumará a la búsqueda la Legión, o si van a enviar al Matarraña alguna fragata de apoyo.
Pero me solidarizo con la leona. El pobre animal lleva tres días vagando sin atacar a nadie, pero tiene muchas papeletas para que le peguen un tiro. Espero con ansiedad la intervención de los grandes movimientos sociales de este país. Ojalá que pronto los ecologistas salgan en su defensa, como especie protegida. Ojalá que los pacifistas se pronuncien contra este despliegue de fuerzas contra una indefensa criatura. Ojalá que los feministas levanten su voz para denunciar que se trata de otro caso de acoso machista a una hembra indefensa. Hasta espero que Garzón dicte una orden de protección para que pueda declarar en el caso Gürtel.
Espero que salve la vida. Deseo para ella un futuro de popularidad, desfilando de tertulia en tertulia por las televisiones. Pido que se cambie el nombre de los Puertos de Beceite, y se les llame a partir de ahora Sierra Leona. Y exijo para ella un lugar al sol, junto a los dos leones de la entrada del Palacio de las Cortes.

martes, 6 de octubre de 2009

Cuatro víctimas más

Dos mujeres han muerto asesinadas por sus parejas en 24 horas.. Ya son 45 en lo que va de año. La fatal estadística nos dice que terminaremos el año con un balance de unas 60 mujeres asesinadas por sus compañeros sentimentales. De aquí al 31 de diciembre otras 15 mujeres serán asesinadas.

Como cada vez que ocurre, me invade la tristeza por esas pobres mujeres que han encontrado la muerte a manos de quién ellas esperaban encontrar la felicidad. Unas mujeres que eligieron un mal compañero de viaje. Ese absurdo goteo de víctimas de una concepción torcida de las relaciones de pareja. Hoy, dos víctimas más.

Y también me invade la tristeza por las otras dos víctimas de hoy: los dos asesinos que se suicidaron a continuación. Porque –aunque nadie lo diga- también son víctimas. Víctimas de sí mismos, pero víctimas al fin. Dos típos víctimas de una torcida concepción de las relaciones de pareja; incapaces de entender a sus compañeras sentimentales como seres libres; incapaces de respetarlas como tales. Dos asesinos, sí. Pero también dos pobres infelices que no han sabido solucionar sus problemas afectivos sino con una violencia letal.

Dicen que “no había habido denuncias previas”. Siguen sin enterarse. A estos dos asesinos les traían sin cuidado la ley de violencia de género, las denuncias, las medidas de alejamiento, y la amenaza de la cárcel. Se encontraron en un callejón sin salida, y sólo supieron matar a su pareja y matarse a sí mismos. Quizá alguien hubiera podido evitar estas tragedias. Quizá alguien hubiera podido intervenir para mediar en esos conflictos; para hacerles ver a esos hombres que hay otras soluciones.

Pero nadie se ocupa de intervenir en esas parejas. Les basta con ir contando las denuncias: “Este año ha habido muchas más, vamos mejorando”, y después ir contando una parte de las víctimas, sin que descienda el número año tras año. Pero mientras no las cuenten a todas, no evitarán ni un solo asesinato. De aquí a final de año morirán quince mujeres más.
Y cinco hombres. Pero esos no se cuentan.

lunes, 5 de octubre de 2009

A pagar y a callar

El pesquero español Alakrana ha sido llevado por los piratas al puerto de Haradere, en Somalia. La fragata Canarias se encuentra en las proximidades, mientras un equipo del CNI se dirige a la zona.
Hace año y medio otros piratas secuestraron al Playa de Bakio. Al final el barco fue puesto en libertad tras pagarse un rescate -negado por las autoridades españolas pero confirmado por fuentes somalíes-.
Los pesqueros franceses que faenan en la zona llevan a bordo militares armados para repeler posibles intentos de secuestro. El gobierno español se ha negado en redondo a tomar una medida similar. En cambio, se les ha sugerido a los atuneros que naveguen bajo otra bandera, o que contraten seguridad privada.
Es lo natural. Todos sabemos que el ejército no está para ir por ahí disparando a somalíes hambrientos, sino para repartir bollos a los niños afganos y para desfilar el día de las Fuerzas Armadas.
Lo mejor es pagar y callar. Después de todo así se consigue prestigiar la imagen de España en el mundo. Cada vez son más los somalíes que aplauden entusiasmados cuando ven asomar una bandera de España en el horizonte: ¡Otro barco de los que pagan y no dan problemas!

sábado, 3 de octubre de 2009

La frase

"Tengo una corazonada"
(Alberto Ruiz-Gallardón)


¿Y cuánto ha costado esa corazonada?
¿Cuánto nos cuestan las corazonadas, ocurrencias, intuiciones y presentimientos?

viernes, 2 de octubre de 2009

Democracia de saldo

Un sistema político democrático tiene todos los componentes de lo que en términos económicos conocemos como “el mercado”. En el mercado político los consumidores son los ciudadanos; las empresas que venden productos y servicios son los partidos políticos; los productos y servicios son la legislación, las infraestructuras, y los servicios y ayudas que presta el Estado; la moneda empleada es el voto;


Como en todo mercado, los consumidores-votantes intentan obtener el mejor producto a cambio de su moneda-voto. Y como en cualquier mercado, los empresarios-partidos intentan vender su producto consiguiendo el mayor número de votos.

En el mercado económico la correspondencia entre la calidad de los productos y la cantidad de votos se establece mediante el precio. En cambio, en el mercado político todos los ciudadanos disponen del mismo capital –un voto-, y todos los productos se ofrecen al mismo precio: un voto. En buena lógica a igualdad de precio los consumidores elegirían siempre el mejor producto, lo que daría lugar a un esfuerzo por parte de los empresarios-partidos para esmerarse al fabricarlo.

Pero como en un mercado económico, los empresarios-partidos disponen de dos poderoso aliados que les permiten colocar productos de muy mala calidad: la publicidad y el marketing. Las sofisticadas técnicas de publicidad –en este caso propaganda- permiten manipular la racionalidad de los consumidores-votantes, creando impulsos de compra basados en emociones nada racionales. El marketing les ayuda a diseñar productos vistosos, presentados en envases de diseño atractivo, aunque el contenido no responda en absoluto a las expectativas del consumidor-votante.

Y como en un mercado económico, en tiempos de crisis siempre se puede recurrir a las rebajas. Y ya puestos a rebajar, nada más rebajado que el “gratis total”. Los empresarios-partidos se desgañitan en la plaza –parlamento, medios de comunicación- ofreciendo auténticos tesoros a precio de ganga. La paz mundial, la salvación del ecosistema, la salud eterna, la bondad infinita o la alegría sin límites pueden ser adquiridos –o eso dicen- por la módica cifra de un voto. ¡Acérquese, oiga. Mire que subvención más fresca tengo hoy! ¡Llévese esta ley y olvídese de sus preocupaciones para siempre! ¡Compre este impuesto, y ya lo pagarán sus nietos!

Un vergonzante mercado en el que todos engañan a todos.

Si no cambiamos pronto este mercado, esta democracia de saldo puede llegar a convertirse en una democracia en liquidación.

jueves, 1 de octubre de 2009

No hay que preocuparse

El gobierno ha presentado el Proyecto de Presupuestos para 2010.

Durante estos tres días no he oído más que opiniones contrarias. Los grupos parlamentarios los descalifican; los sindicatos los rechazan; y los medios de comunicación publican análisis y comentarios al respecto, la inmensa mayoría muy críticos. Aumenta el gasto de personal, se reduce la inversión en infraestructuras, se recorta la de investigación y ciencia, y se incrementa el IVA, que no es precisamente el impuesto de los ricos.

A los únicos que no parece importarles que los presupuestos puedan ser descabellados o incluso suicidas en a la inmensa mayoría de los ciudadanos. Quien más, quien menos, está atento a las cosas de su vida cotidiana, y ven lo de los presupuestos como algo que no va con ellos, y que sólo sirve para entretener a los políticos.

Podría parecer una actitud irresponsable, pero me parece que no lo es. Pensándolo bien… yo tampoco me siento preocupado por lo que dejan entrever esos presupuestos. Después de todo… no son sino un montón de cifras en un montón de papeles. Y la realidad es otra cosa.

La memoria histórica nos dice que los presupuestos de 2008 no coincidieron ni por asomo con lo que realmente ingresó y gastó el Estado. Y los de 2009 –aquellos que Solbes defendió, y que ayer declaró “han hecho justo lo que no tenían que hacer”, en referencia a los de 2010- ya son una completa caricatura: los ingresos del Estado están siendo un 40% menos de lo que decían los papeles, mientras que el gasto se ha incrementado en un 30%. No se ha cumplido ninguna de las previsiones del presupuesto: ni la de los precios de los carburantes, ni las de afiliación a la SS, ni la de desempleo, ni la de recaudación de impuestos, ni la de crecimiento. Ninguna.

Así que… ¿por qué íbamos a preocuparnos por lo que digan los presupuestos de 2010? Sigamos viviendo felices y contentos. Si esto tiene arreglo, se arreglará. Y si no lo tiene… mejor que la catástrofe nos pille dormidos.

Y soñando que el gobierno cuidará de todos, claro.